El barranc de l'Encantada



DATOS DE INTERÉS

Dificultad: Muy fácil
Circular: No
Carros bebé: No
Mesas picnic: Sí
Ruta de agua: Sí

Hace un tiempo descubrimos por internet este precioso lugar, al norte de la provincia de Alicante. Se trata de una sencilla ruta situado dentro del enclave del Barranc de l’Encantada, en la comarca del Comtat de Cocentaina. Es de muy fácil acceso i apta para ir con niños pequeños. Nosotros fuimos con un niño de 2 años y la verdad es que no tuvo  ningún problema.


Empezamos la excursión en la población de Planes de la Baronía. Como de costumbre, lo primero que hicimos fue buscar las panaderías del lugar. Degustamos unos deliciosos esparteros de chocolate y una toña en el “Forn de pa el molí” y en la panadería de “Paco el Moliner” (todo queda entre molinos). Después dimos uno paseo por las callecitas del por el pueblo hasta llegar a la de la Font Nova. Aquí se encuentra el antiguo lavadero y junto a él acueducto medieval. Se trata de una robusta construcción de origen árabe que se utilizaba para la conducción del agua al lavadero y a la ciudad. El entorno es precioso. Frondosos árboles, el sonido del agua, la tranquilidad... Merece la pena la visita. 

Aunque nosotros no lo vimos en esta ocasión también os recomiendo subir al castillo que está en  lo alto del pueblo sobre un cerro. Actualmente solo se puede visitar el exterior ya se halla en obras pero imagino que cuando finalicen merecerá la pena

Otra visita recomendable es la ermita del Santo Cristo y el área recreativa. Está situado a las afueras del pueblo y podéis acceder en coche por la carretera o bien a pie subiendo un empinado y zigzagueante sendero. 
Una vez dejado Planes tomamos la carretera CV-711 en dirección al pantano de Beniarrés y justo antes de llegar a la presa nos desviamos por un camino que indica "Barranc de l'Encantada".     

  




La ruta no tiene pérdida. Hay que seguir hasta que se acaba la carretera en un pequeño descampado donde se puede aparcar sin problema. Desde ahí sale un caminito hacia un pequeño merendero junto al río Serpis. El sendero sigue hacia el interior del  barranco. Nosotros solo hicimos un tramo cortito porque íbamos con el peque. 

La verdad es que casi todo el tiempo estuvimos jugando en la orilla del río a tirar piedras y a hacer barquitos con hojas. El enclave es precioso. Nosotros fuimos en otoño y con la caída y coloración de las hojas parecía que estuviésemos en un bosque de cuento. 
En la zona del merendero hay dos mesas de piedra con bancos y una casita techada a modo de refugio.
Recordad que

No hay papeleras
, por lo que la basura deberá volver con vosotros. 






Entradas que pueden interesarte:

No hay comentarios:

Publicar un comentario